La gobernadora regional de Coquimbo, Krist Naranjo, habría rechazado el nombramiento de una oficial de la PDI como su escolta, debido a que esperaba un hombre para ocupar el cargo.

Menos de 24 horas duró la “edecán” que había solicitado la gobernadora regional, Krist Naranjo, para su seguridad personal.

Según fuentes a las que accedió El Día, la autoridad elevó el requerimiento al alto mando regional de la PDI, la que fue recepcionada por las autoridades de la policía civil.

En efecto, se designó para la función a una oficial que cuenta con cerca de 20 años de servicio en distintas unidades de la institución. Sin embargo, estuvo pocas horas en el cargo.

¿La razón? La gobernadora regional habría estimado que para ese puesto era necesario contar con un hombre, por lo que volvió a reiterar la solicitud.

La situación habría causado extrañeza al interior de la Policía de Investigaciones, teniendo en cuenta los antecedentes curriculares de la oficial designada.

Por tal motivo, en este minuto se trabaja en un nuevo perfil para asignar a Krist Naranjo, lo que sería ratificado en los próximos días.

Gobierno Regional descartaron razones de género

Consultados al respecto en el Gobierno Regional, en primer término aclararon que solicitar un apoyo de seguridad está dentro de las atribuciones de la máxima autoridad regional.

Por otra parte, descartaron que el cambio de la oficial se efectuara por razones de género, asegurando que “desde la PDI acordaron traer a otra persona”.

En la misma línea, afirmaron que Naranjo no elige a los detectives, sino que esa es facultad exclusiva de la policía civil.

Fuente: www.eldia.cl

'; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); }document.getElementById('lfc_button').onclick = function() { var lfc_div = document.getElementById('lfc_comments'); lfc_div.innerHTML = '
'; loadLFCComments(); };