El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones  anunció  la promulgación de los tratados internacionales sobre Canje de Licencias de Conductor entre Ecuador y Chile, y de Reconocimiento entre Colombia y Chile. Este importante hito permite que conductores de dichos países, con residencia en Chile, puedan obtener una licencia de conductor chilena, ampliando las opciones para que puedan incorporarse de manera legal a actividades ligadas al transporte de carga y pasajeros. 

Mediante ambos tratados, las personas podrán eximirse de la rendición de exámenes teóricos y prácticos, lo que les facilita la obtención del documento pues ya fueron evaluados y aprobados en sus respectivos países. De similar manera, los conductores chilenos gozan del mismo trato favorable en ambos países con los cuales se han suscrito dichos tratados.

La entrada en vigencia de este nuevo convenio se suma a los que existen con Perú, España y Corea del Sur, y ayudará a satisfacer la demanda de conductores que existe en el transporte público, privado y de carga.

Por su parte, Alfredo Araya, Seremi de nuestra Región Señaló; “la homologación de licencias de conducir permitirá que ciudadanos colombianos y ecuatorianos puedan conducir vehículos, ya sea para fines personales o laborales, al obtener la convalidación de su licencia. Nos alegra este gran anuncio pues, junto con beneficiar a muchas personas, también favorecerá a los rubros ligados al transporte que desde hoy podrán contar con un universo mucho más amplio de conductores profesionales, lo cual dinamiza la economía y amplía el campo laboral en muchos sectores que requieren de conductores”. Recordemos que en nuestra ciudad particularmente, uno de los principales problemas que alude el gremio del transporte mayor es la falta de conductores, con esta homologación se abre la posibilidad de contar con más choferes que puedan entregar sus servicios a la comunidad señaló Araya.

Respecto a los tratados, ambos tienen duración indefinida y fueron gestionados, a través de la Subsecretaría de Transportes, con la Dirección de Transporte y Tránsito de Colombia y la Agencia Nacional de Tránsito del Ecuador, respectivamente.  Cada país informará sobre el formato de las licencias de conducir que otorga la contraparte, incluyendo cambios posteriores, los que deben comunicarse con al menos 30 días de anticipación.

La validez y vigencia de las licencias se confirmará mediante intercambio de información por vía electrónica entre ambas partes.

 Esta homologación viene a sumarse a los  acuerdos ya vigentes con España, Corea del Sur,  Perú y muy próximamente Argentina. Respecto a esta última podemos señalar que su tramitación fue aprobada por el Congreso. Asimismo, ya se firmó el convenio de canje de licencias con Paraguay.

Características de la Homologación

Si bien los convenios alcanzados con Colombia y Ecuador logran iguales propósitos, ambos tienen diferencias:

Reconocimiento de la Licencia Chile – Colombia

  • Se incluyen las licencias chilenas no profesional clase B y las profesionales A1, A2, A3, A4 y A5.
  • Se retendrá la licencia de origen.
  • La fecha de vencimiento de la nueva licencia será la fecha de vencimiento de la original.

Canje de Licencia Chile – Ecuador

  • Se incluyen licencias no profesionales B y C; profesionales A1, A2, A3, A4 y A5; y las especiales D y F.
  • Se retendrá la licencia de origen.
  • La fecha de vencimiento de la nueva licencia será la que determine la legislación de tránsito de cada país.
 Para toda aquellas personas que deseen solicitar la homologación de su licencia de conducir deben hacerlo en ell sitio web de la Subsecretaría de Transportes www.subtrans.gob.cl/canrelicex  

Para dar inicio al proceso será necesario contar con Clave Única. A través de correo electrónico, los solicitantes serán notificados de las cuatro etapas de tramitación contempladas. Realizadas las consultas correspondientes en las instituciones en los países de origen del otorgamiento de las licencias, posteriormente y vía correo electrónico, el solicitante obtendrá un certificado de respuesta. Con dicho certificado más la cédula de identidad chilena vigente y la licencia de origen, la persona deberá presentar su documentación en la Dirección de Tránsito de la Municipalidad correspondiente a su domicilio.

Tan pronto se haya obtenido la nueva licencia, el titular deberá ajustarse a la normativa del país que la ha otorgado, para efectos de la conducción, así como la renovación o control de la respectiva licencia de conducir.

Sin perjuicio de la exención de la obligación de rendir exámenes teóricos y prácticos, se mantienen las restricciones a la conducción basadas en la edad, condiciones de salud o mentales del solicitante, de acuerdo a las leyes o reglamentos de ambos Estados. 

'; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); }document.getElementById('lfc_button').onclick = function() { var lfc_div = document.getElementById('lfc_comments'); lfc_div.innerHTML = '
'; loadLFCComments(); };