Paul McCartney, 50 años después asegura que él no fue el culpable de la ruptura de The Beatles

Una de las rupturas que más cambiaron la historia del rock sin duda fue la de los Beatles; la que por aquel entonces era considerada la banda más grande del planeta, con todo a sus pies, decidieron poner punto final a su historia. Han sido muchas las teorías y las versiones, cada uno acusaba al otro de haber sido el responsable del final de los Fab Four. Sin duda ha sido una de las rupturas más analizadas y cuestionadas, y el que más cargó con culpa fue McCartney.

Pero ahora, 50 años después McCartney concederá una entrevista a BBC Radio 4 interview series This Cultural Life y The Guardian ha recogido un adelanto, donde aclara las cosas de forma definitiva y suelta la BOMBA: “Yo no promoví la separación. Fue nuestro Johnny”, ha insistido en una sincera y detallada entrevista que se emitirá a finales de este mes.

McCartney, nunca quiso que la banda acabara tan solo 8 años después ya que seguían creando cosas muy buenas: “Abbey Road, Let It Be, no están mal. Esta era mi banda, este era mi trabajo, esta era mi vida, así que quería que continuara”.

Y todo se desmoronó cuando Lennon decidió abandonar la banda porque el camino por delante era muy largo. Si Lennon no hubiera abandonado, el viaje musical de la banda podría haber sido mucho más largo, coincide McCartney. “Podría haber sido. La cuestión era que John estaba haciendo una nueva vida con Yoko. John siempre había querido desprenderse de la sociedad porque, ya sabes, fue criado por su tía Mimi, que era bastante represiva, así que siempre buscaba desprenderse. No soy la persona que instigó la separación. No, no, no. John entró un día en una habitación y dijo: ‘Me voy de los Beatles’. ¿Es eso instigar la separación o no?”.

Pero ¿por qué cargó con la culpa tanto tiempo?

La leyenda dice que McCartney rompió unilateralmente la banda en 1970 cuando respondió a la pregunta de un periodista con la afirmación de que los Beatles ya no existían. También se le acusó de estropear la dinámica del grupo al pedir a los abogados que resolvieran sus disputas. “Es una carga con la que he luchado desde entonces. Tuve que vivir con eso porque era lo que la gente veía. Lo único que podía hacer era decir que no”, admite.
La confusión sobre el causante de la ruptura se debió a que el nuevo mánager del grupo, Allen Klein, les dijo que no dijeran nada sobre la ruptura mientras él cerraba algunos negocios. “Así que durante unos meses tuvimos que fingir”, cuenta McCartney al periodista de la BBC, Wilson. “Fue raro porque todos sabíamos que era el fin de los Beatles, pero no podíamos irnos sin más” asegura McCartney. Recordando el desagradable ambiente de la época y la “dudosa” influencia de Klein, McCartney dijo: “Más o menos en esa época teníamos pequeñas reuniones y era horrible. Era lo contrario de lo que éramos. Éramos músicos y no nos reuníamos con la gente“, dijo.

La separación se hizo inevitable, según él, porque John “quería meterse en una bolsa y tumbarse en la cama durante una semana en Ámsterdam para estar tranquilo”. Y eso no se podía discutir”. Sin embargo, no responsabiliza a Yoko, añade. “Eran una gran pareja. Había una fuerza enorme ahí”.

Estaremos muy atentos al día del estreno para escucharle contar su versión sobre el final de The Beatles.

Fuente: .rockfm.fm

'; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); }document.getElementById('lfc_button').onclick = function() { var lfc_div = document.getElementById('lfc_comments'); lfc_div.innerHTML = '
'; loadLFCComments(); };