A pesar del paso de los años, la ficción continúa dentro de la lista de los proyectos audiovisuales con mayor popularidad. Sin embargo, sus actores fueron creciendo y acá te mostramos cómo se ven en la actualidad.

A la hora de enmarcar cómo debería ser “una familia perfecta” y qué roles deben cumplir cada uno de los integrantes del núcleo familiar, automáticamente la mente de muchos adultos se traslada hacia la exitosa -y tiempo después, polémica- ficción La Familia Ingalls, también conocida en español como La casa de la pradera. 

Y es que esta serie que representaba el día a día de una familia campesina situada en 1870 que luchaba contra los problemas cotidianos y se sostenía gracias al trabajo y a la educación de las pequeñas, se estrenó en 1974 y sus actores se convirtieron en reconocidos personajes a nivel mundial.

En la tira, los protagonistas eran Charles (el papá), Caroline (la madre), Mary (la hija mayor), Laura (la hija del medio quien también operaba como narradora) y Carrie (la menor), y todos residían en un rancho ubicado en Walnut Grove, en Minnesota.

Pero todos estos personajes fueron encarnados por importantes actores que, tras 46 años de aquel éxito, modificaron por completo su apariencia y muchos de ellos eligieron mantener un perfil más bajo y alejarse de las grandes producciones. 

Para comenzar, Michael Landon, quien interpretó a Charles, falleció en julio de 1991 a los 54 años, y además de ser actor formaba parte de la producción de la serie. 

Karen Grassle, por su parte, hizo de Caroline en la ficción, pero hoy en día tiene 79 años y durante su amplia carrera y tras el éxito de la Familia Ingalls eligió continuar su trayectoria sobre las tablas del teatro y hasta fue la cofundadora de la Compañía de Teatro de Santa Fe. 

Además, se volcó al mundo de la literatura, y además de escribir su propio libro de memorias, abrió un canal en YouTube en donde recomienda diversos libros e intercambiar opiniones con sus seguidores. 

Melissa Sue Anderson, estuvo en la piel de Mary Ingalls y se llevó los aplausos de todos los espectadores por su papel. Asimismo, hoy tiene 59 años y eligió alejarse de Hollywood y mudarse a Canadá con su esposo e hijos. Allí, donde se encuentra instalada desde el 2002, abandonó la actuación y llevó a cabo una vida parecida a la de su familia de ficción: es ama de casa, sus días son tranquilos y está al cuidado de los niños.

Por otra parte, Melissa Gilbert, quien interpretó a Laura en el exitoso programa, tiene 57 años, pero llevó una vida más complicada que sus colegas. En sus memorias, escribió el difícil momento que atravesó cuando se dio cuenta que tenía problemas con el alcohol, justo llegando al final de su carrera como actriz.

No obstante, alejada de las pantallas y gracias a la ayuda de los profesionales, logró salir adelante, aunque en los últimos años se tuvo que someter a cuatro cirugías por un grave problema en su espalda y columna. 

Para concluir, está Sidney Greenbush, la actriz que llevó a cabo el rol de Carrie. Actualmente tiene 51 años y tiene una hermana gemela llamada Lindsay, con quien alternaba en sus grabaciones dentro de la Familia Ingalls sin que el público notara las diferencias. 

Sin embargo, luego de pocos papeles más, las hermanas no pudieron despegar su carrera en el mundo de la actuación y en plena adolescencia decidieron abandonar las cámaras y los libretos para volcarse a nuevos proyectos. Lindsay se dedicó al deporte, mientras que Sidney a la crianza de caballos y al diseño de joyas.

Fuente: mdzol.com

'; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); }document.getElementById('lfc_button').onclick = function() { var lfc_div = document.getElementById('lfc_comments'); lfc_div.innerHTML = '
'; loadLFCComments(); };