Esta semana la revista New England Journal of Medicine reveló un caso clínico bastante particular, luego que médicos extrajeran un pedazo de cemento de 10 centímetros desde el organismo de un hombre, que vivió una semana con el elemento incrustado en su pecho.

De acuerdo con los antecedentes del caso, aquella pieza le estaba causando dolores casi insoportables en esa zona. Posteriormente, especialistas encontraron que su corazón estaba siendo presionado.

En el documento se expuso que, una semana antes, el hombre había sido sometido a una operación conocida como cifoplastia, para tratar una lesión a la columna.

De acuerdo con la enciclopedia MedlinePlus, en una parte de esta operación los médicos inyectan un cemento especial para evitar que los huesos de la columna vuelvan a colapsar.

Tratamiento

Para identificar la situación la víctima fue sometida a una prueba de rayos X, que identificó el trozo en un costado de su corazón.

“Se observó un cuerpo extraño perforando la aurícula derecha y perforando el pulmón derecho, por lo que se le diagnosticó embolia intracardiaca de cemento”, detallaron.

Por lo pronto, el hombre fue sometido a una cardiotorácica de urgencia, en la cual los cirujanos lograron extraer el elemento del cuerpo.

EL artículo reveló que en general la cifoplastia es una operación segura, aunque suelen existir casos donde hay filtraciones de sustancias.

“Pueden existir casos de infección, sangrado, aumento de dolor en la espalda, entumecimiento de los nervios, reacciones alérgicas y filtración del cemento al organismo”, aseguraron.

'; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); }document.getElementById('lfc_button').onclick = function() { var lfc_div = document.getElementById('lfc_comments'); lfc_div.innerHTML = '
'; loadLFCComments(); };