El abogado del convencional Rodrigo Rojas Vade, Tomás Ramírez, explicó este miércoles que el constituyente ha padecido varias enfermedades en los últimos años, en vez de cáncer como había dicho durante su campaña ni VIH o SIDA como se rumoreó en redes sociales.

En entrevista con diario El Mercurio, Ramírez explicó que Rojas Vade ha padecido varias enfermedades los últimos años, indicando que el primer diagnóstico fue sífilis, la cual sería la enfermedad con “estigma social”.

El abogado comentó que, al conocer ese primer diagnóstico, el convencional comenzó a decir a sus cercanos que tenía un tipo de cáncer, versión que mantuvo durante los próximos años, donde registró diferentes problemas de salud.

“Su versión sobre que tenía cáncer comienza en 2013 con el diagnóstico de sífilis, pero algunos síntomas continuaron apareciendo en sus siguientes hospitalizaciones, por lo que mantuvo la misma versión desde esa época”, indicó Ramírez.

Además, el abogado explica que, desde esa fecha en adelante, Rojas Vade ha tenido una serie de patologías, pero que hay dos que se han mantenido durante el transcurso del tiempo: Enfermedad de Behcet y Trombocitopénica inmunitaria.

“Sus diagnósticos fueron cambiando, desde síndrome disentérico, síndrome emético, reacción adversa a medicamentos, síndrome vertiginoso, entre otros. Ha tenido dos diagnósticos que se reiteran: la Enfermedad de Behcet y la Púrpura Trombocitopénica Ideopática. Esto no implica que sea su diagnóstico definitivo, sobre todo teniendo presente que ahora, con toda la información, probablemente deba reiniciar un trabajo con distintos especialistas”, dijo Ramírez.

Deudas y situación penal

Sobre las deudas que tiene Rojas Vade, el abogado explicó que ha estado hospitalizado y bajo diferentes tratamientos médicos en los últimos 8 años, lo que le ha llevado a realizar grandes gastos médicos.

“La deuda se genera por los costos de hospitalización, de consultas médicas, exámenes y medicamentos, teniendo en consideración de que se trata de problemas que se arrastran desde hace ocho años. Fue despedido en abril de 2020 y después se organizó la rifa para ayudarlo económicamente”, aseguró.

Además, el abogado sostiene que la situación de Rojas Vade no tiene elementos para ser perseguido penalmente, pues considera que no cometió perjuicio.

“A nuestro juicio, no debería tener efectos penales, pues no cometió perjuicio. Pero evidentemente es distinto que nunca haya tenido estos síntomas o que nunca haya recibido atención médica, en especial para las personas que han sufrido al enterarse que no tenía cáncer”, añadió.

Fuente: biobiochile.cl

'; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk')); }document.getElementById('lfc_button').onclick = function() { var lfc_div = document.getElementById('lfc_comments'); lfc_div.innerHTML = '
'; loadLFCComments(); };